Silopapa
Argentina

Solución para almacenamiento de la papa, de forma segura y a bajo costo.

Problema: Para los y las productores de papa, el almacenamiento del mismo suele ser un verdadero problema. Por lo general tienen que almacenarla en el lote en el que la siembran y de una forma muy rudimentaria que, por lo general, consiste en conformar pilas del producto y recubrirlo con hojas de maíz para protegerlo. Este tipo de conservación es muy poco ventajosa para el productor/a ya que puede durar unas pocas semanas antes de que empiece a tomar humedad incluso a nivel de descomposición, generando pérdidas de materia prima de hasta un 40% de la cosecha. Otra opción conocida es colocar las papas a granel en grandes cámaras de frío hasta 12 meses, pero el problema ahí son los altos costos de operatividad y logística que hacen que sea una opción poco atractiva para productores pequeños.

¿Cómo conservar las papas de forma segura y sin tener que incurrir en grandes gastos? Fue la pregunta que se hizo Germán Villar y que fue el punto de partida para una super idea: el Silopapa. Se trata de un sistema que permite almacenar tanto papas como cebollas en el lugar de la siembra creado gracias a los aportes de la tecnología.

Solución: SiloPapa es un silo que funciona a través de un sistema de aireación que se aplica durante la noche porque en ese momento la temperatura es más baja. Cuenta con una manta térmica que mantiene la temperatura y un recubrimiento exterior para los rayos UV y otras inclemencias climáticas. Además, el silo cuenta con dos barreras que permiten la entrada y salida de aire. Gracias a este sistema, se genera una ventilación perfecta y las papas se pueden almacenar hasta 6 meses. en el lugar donde fueron sembradas, Esto reduce los costos y permite cosechar los tubérculos en el momento justo sin tener que depender de algún tipo de transporte.

Germán, en principios, espera comercializar este sistema a los productores argentinos, un mercado objetivo de 400 establecimientos. Pero no se achica y a futuro sueña con la implementación a nivel mundial del sistema, Van por buen camino, porque recientemente recibieron la certificación del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

“Este proyecto es el resultado de un trabajo sostenido en el tiempo de análisis del mercado y de diseño de un proyecto innovador que no está disponible en la actualidad” afirmó Germán sobre su proyecto, que tiene un potencial increíble.